En el mundo de los profesionales y, en especial quienes se han especializado en una disciplina específica, resulta común que se sientan muy cómodos en su trabajo técnico, pero que con frecuencia pueden identificar una gran carencia de habilidades de negociación para poder ofrecer sus servicios y dar crecimiento a su empresa o carrera empresaria, tal es el caso de los nuevos profesionales contratados por Estudio Bueno, un estudio contable impositivo en Capital Federal, Buenos Aires.

Este tipo de carencias dentro de las habilidades de negociación y comercialización son cuestiones muy normales cuando nos hemos especializado en una labor tan compleja y exacta, pero existe una manera muy eficiente de trabajar el desarrollo de las habilidades de negociación, y en el caso de Estudio Bueno, este accionar se confió a Mejuto Consultores, quienes idearon un coaching especifico que tuvo por objetivo reforzar las habilidades de “liner” y “closer” en situaciones de negociación.

Con la capacitación se trabajaron diversos aspectos, en primer lugar, se desarrolló un módulo de oratoria empresarial que es la herramienta fundamental para poder seguir el camino de alineamiento o cerramiento de negociaciones, y luego de ello se comenzó a brindar un cúmulo de herramientas para poder orientar las conversaciones entorno al objetivo que nos hemos planteado, mientras que en última instancia podremos cerrar acuerdos con mayor agilidad y sobre todo: comodidad, que es lo que suele faltar en la mayor parte de las personas.

El trabajo sobre las herramientas y los formatos estructurales de los pasos de una negociación, brinda la confianza necesaria para que cualquier persona del equipo pueda desempeñarse dentro de un acuerdo comercial con las herramientas recibidas, aunque además de ello es importante tener un profesional que pueda ayudarnos a identificar quienes son las personas del grupo que poseen mayores capacidades para gestionar un paso y otro (por ejemplo: quien del equipo se desenvuelve mejor como liner y quién como closer).

Más allá del orden estructural de la propia organización, la capacitación fue recibida por todos los profesionales contables de la mano de especialistas expertos en el arte de las comunicaciones y de negociaciones, y esta acción específica plasmo una gran cuta de confianza dentro de toda la empresa, mejorando la posibilidad de atraer y capturar con efectividad nuevas cuentas, ampliando la gran y variada cartera que estudio Buenos había creado con el correr del tiempo a partir del conocido “boca en boca”.

Como resultado específico, muchos de los profesionales que antiguamente no realizaban el contacto con el cliente, hoy tienen la seguridad y confianza para hacerlo, y esto ha agilizado de forma relevante el funcionamiento de la empresa, ya que incluso se han podido cubrir periodos vacacionales de formas muy cómodas y sin contratar personal adicional, cuestión que anteriormente resultaba ser un problema. Por otro lado, se generó una apertura de cartera de clientes debido a la capacidad y práctica de la gran mayoría de los profesionales que participaron recibiendo la información del equipo de Mejuto Consultores.